Where Eagles Dare

Últimos Artículos

Cambio de Blog

En una semana este blog se cerrará, pero podéis ir a donde os redirecciona o www.lasala.fjbravo.es es mi nuevo blog, allí están las mismas entradas que aquí. Y las que vaya publicando nuevas, os espero. Leer más

Por un puñado de votos


Clarines y trompetas,
donde queda la gaceta,
redoble de tambores,
aparta de la foto no estorbes.

Sonrisas y de manos apretones,
visitas puerta a puerta,
reuniones en parques, 
de visita haciendo el cultureta.

Yo soy bueno, yo mejor,
ese un vago, el otro un impostor,
todos bajan impuestos,
y prometen, prometemos.

Nunca dicen el precio,
cual será su pago,
si todos ganaremos,
o saldremos trasquilados.

Político, apolítico,
por un puñado de votos, 
para gobernarlos a todos,
voto nulo, me abstengo y duermo.

Serán el títere,
de quien en la sombra procede,
y nos quejaremos, tarde o temprano,
de este, del otro, o de alguno del pasado.

Por un puñado de votos,
a mi que me registren,
aquí el que escribe,
no necesita que le dicten.

Amrith13
Leer más

Vacaciones en el Mar (ironicus maximus)

El otro día fui al mar, y comprobé que todo lo que creíamos de Espinete es mentira.

Pise un erizo y creerme, no son rosas y son ¡sordos! Porque por mas que le chille, ni se inmuto. Así que salí de entre las rocas con una bota por pie, como pude, llegué a la caseta de la cruz roja.
Me dijeron que en unos 3 días como nuevo; me pusieron un mejunje, me dijeron que el pie en alto y de andar nada.

Así que pase el fin de semana cociéndome en el apartamento y mirando a la playa cubierta de champiñones de colores. Era algo así, como la ventana indiscreta, pero en dolby surround, tecnicolor y psicodélico. Creo que ni los impresionistas tenían tantos colores en la paleta.

Por fin el lunes y con mi pie repuesto, baje a la playa. Ah la playa, arena fina con conchas trituradas, que se te clavan cuando andas. Que mas da que lleves chanclas; se cuelan, lo único seguro para caminar por allí, son botas militares y no estoy del todo seguro que se esté a salvo.

Pasé de buscar sito o colocar la toalla, total ¿para qué? eran las 10 y aquello parecía el metro de Tokio en hora punta; así que allí tire mi toalla, mi camiseta y con las chanclas puestas tire pal agua (intentaba proteger mis pies). Allí estaba en la orilla, con unos mendas jugando a la paleta, 3 pecho lobo con gafas de sol, tensando músculos y mostrando dientes blancos, a ver que pescaban (por un  momento pensé que se lo hacían encima del esfuerzo y la tensión muscular) unas madres mirando el género, mientras los niños se ahogaban de vez en cuando entre las olas y ¡cómo no! Runners.

Dejé las chanclas allí y me metí en el agua, el “Lorenzo” daba fuerte. Ay... el agua del mar, fresquita, cristalina... salada; con sus restos de aceite de barco y crema solar, bolsas flotando y otras cosas, no quiero imaginar que serían (todos sabemos lo que son), sus algas, su fauna, sus olas... 

Y como no, a nadar un poquito en cuanto te cubre por la cintura; vas a braza, a perrito o como buenamente puedas, hasta que, algo te roza la pierna, acariciándola suavemente y dejándote su marca de amor… Vamos que te ha picado una medusa, no es que pares de nadar, es que el ardor, la quemazón y el picor, son tan intensos, que para que esperar a la noche para ver las estrellas.

Evidentemente no pidas ayuda, la gente está a otras cosas mas importantes, como discutir por los centímetros cuadrados que le ha quitado el jubilado con el nieto, o en ver a la maciza de turno que se ha sentado al lado. Así que allí vas como un Walking Dead, arrastrando la pierna con un bonito tatuaje rojo en 3D, apretando los dientes y con espuma en la boca. Si la que las olas han logrado ponerte cuando abriste la boca del dolor. Logras salir, tus chanclas emprendieron un viaje lejano mecidas por las aguas, recuerdas el remedio de la abuela, que te orine alguien en la herida.

Sinceramente, ni si hubiese alguien de mi familia cerca le pediría tal cosa; localizas el puesto de la cruz roja, van a decir que si estas abonado; a todos esto te vas rebozando en la arena cual croqueta, el sol y la brisa marina te están secando y la sal se adhiere a tu cuerpo cual lapa; picándote la piel como si tuvieses pulgas, el pelo se te ha quedado acartonado y el sudor solo hace que la tortura vaya en aumento. Tu pierna, bueno, ya es como la de Hulk pero en rojo en vez de verde esmeralda, y cuando llegas te miran la herida como quien mira la puerta de un coche para hacer el parte, te untan otro mejunje y a esperar.

Ya os contaré mas de la semana del mar, chiringuitos, cortes de digestión, langostinos que entraron bien y salieron igual, garrafón nocturno, moradores del desierto, pescadores de postín, coca cola y refrescos varios a 2 pavos a la orilla del mar, masajes orientales mientras tomas el sol y postureo español (que “pa” eso vale la playa) que al final a lo que íbamos antes, no va ni dios, solo los críos.


Así que el mar, que grande. Creo que la siguiente semana iré al campo, estará mas vacío seguro, aunque dicen que hay serpientes, espero no encontrarme alguna de "collar".

Amrith13
Leer más

Noches Eternas

Blanca la noche, blancos los sueños,
negro futuro, oscuros recuerdos,
la sangre se hiela, visión que se ciega,
sin reconocimiento, camino a tientas.

No hay pasos seguidos,
ni atajos en el camino,
a rastras persisto,
intentando llegar a algún sitio.

Nublada la esfera, espero en tinieblas,
todo se estanca, espacio me atrapas,
ni reposo, ni duermo,
ni paz encuentro,
burbujas de helio,
se escapan al firmamento.

Ya nada retengo,
el agua es hielo,
padezco en silencio,
el mundo esta yermo.

De grises el cuadro,
mis colores han muerto,
no se a que espero,
lo sabré en su momento.

Amrith13 2016
Leer más

Quemando vidas

Quemando vidas, quemé la mía,
ardió como el fuego, se consumió en cenizas.

Los sueños, los miedos, ilusión, alegría,
la pasión me consumía, el amor me daba esquina.

Quemando vidas, una y otra vez resucite la mía,
que fue siempre devuelta, con prisas a la pira.

Sin control, sin aliento, sin saber cuando pararme,
carrera interminable, subida constante.

Quemando vidas, busque la fortuna, cumplir la profecía,
la suerte me esquiva, la derrota dolía.

Quemando vidas, queme la mía,
entre sus cenizas, recuerdos de mil vidas.



Amrith13
Leer más

Aún

Si no la quisiera,
en lo que siento no creería.

Si no la recordase,
jugaría malabares con un sable.

Si no sonriese ante su imagen,
mi corazón haría caso a la mente.

Si escuchar su voz no me alterase,
yacería inmóvil en un estante.

Si no supiese esperar,
habría volado a cualquier lugar.

Si aun no la amase,
carecerían de sentido estas frases.

Amrith13
Leer más

Mi piel

Allí están las costras, 
la piel muerta y seca, 
cicatrices toscas, 
dejan sus marcas graciosas.

Con sus valles y montañas,
de defectos plagada,
aquí están mis brazos, mis piernas, 
mi espalda de miel derramada.

Sal y vendas, sol y tiempo, 
perdón y arrepentimiento, 
mirar a un pasado cierto,
escapando de su cepo.

Aquí esta mi piel, mi corazón, mi alma,
mi armadura, mi escudo, mi espada,
la hoguera, el viento, el agua,
sus cicatrices, su brillo, sus marcas.

Amrith13
Leer más

Remolino

Remolino


Alegría, trasiego, traslado, desapego,
confluyen las letras y se alejan de nuevo.

Que maravilla y algarabía, 
sentir y expresar esa alegría.

Ni sospecha, ni rastro,
las nubes negras, pasaron de largo.

Suplica, perdona, ríe, llora,
todas a una y sin una ninguna.

La lluvia arreció, hasta llenar los lagos,
fluyendo los ríos, a un mar ancho y largo.

Y quien sabe, que dicta,
donde andan ahora, escondidas las ardillas.

Del blanco al negro, 
cien tonos grisáceos.

Un paseo por el campo, tal vez alguna piña,
piñones que se secan, buscando esta la rima.

No castigues, no supliques,
aquello que siquiera te persigue.

Esa mirada de soslayo, 
de su capa hace un sayo.

Creatividad, inspiración, disciplina,
imagina, vuela, la mente es tu amiga.

Mientras esta letras, arremolinadas sin sentido,
como el día languidecen, cayendo en el olvido.

Aquí se paran los dedos, se separan los caminos,
cerrando los ojos, finaliza el remolino.


Amrith13 2016
Leer más

Había una vez...





Cuentan que había un poeta,
un ermitaño, un asceta,
que contaba nubes y mariposas,
cantaba en los amaneceres a las gaviotas.

Cuentan que había un niño,
que se escondía con sigilo,
cuya sonrisa era un regalo,
el tiempo le importaba un comino.

Cuentan que había un atleta,
un corredor que perdía carreras,
cuyo sudor creaba goteras,
y su esfuerzo no tenía fronteras.

Cuentan que había un escritor,
un niño, un atleta,
que de repente se hizo mayor,
sin perder su esencia.

Amrith13 2016
Leer más

El mundo se desangra





Un nacimiento, un deceso,
una bomba retumba con estruendo,
no puedes dar la vida, pero amenazas con la muerte,
sin pararte a pensar, si son culpables o inocentes.

Capacidad para amar y perdonar,
en su lugar venganza y desastre,
sembrando la tristeza, la agonía,
y de resentimientos un enjambre.

En búsqueda de paz,
encontraste a la fiera,
que en batalla intensa,
escupe fuego y la sangre dispersa.

Puedes dar la muerte, la vida,
la paz y la guerra,
y aun no entiendes,
que tanta destrucción, solo porta tristeza.

El sufrimiento es eterno,
las batallas eternas,
eterna la guerra,
eternas las penas.

Inocentes suplican,
campanas repican,
las voces se alzan,
esperanza imaginan.

Esa, que lejos se observa,
que jamás amanece,
en su lugar nubes negras,
de destrucción y muerte.


Amrith13
Leer más